Dylan mascotteChat opinion

¿Cómo limpiar correctamente los sex toys y duplicar la diversión?

¿Cómo limpiar correctamente los sex toys y duplicar la diversión?
¿A quién no le gustan los juguetes sexuales?

Todos tenemos uno, o hemos pensado en adquirirlo al menos una vez. Los hay de todas las formas, tamaños y usos, pero el denominador común es que nos hacen disfrutar.

Tanto si las usas a diario como si lo haces ocasionalmente, es importante que las limpies correctamente y las guardes en un lugar seguro.
Como todas las cosas íntimas, es necesario un cuidado extra para continuar con la máxima diversión con la máxima seguridad incluida.

Independientemente del material del que esté hecho, es necesario que cada juguete se limpie antes y después de su uso. En general, basta con agua y jabón o un detergente específico, pero vamos a ver en detalle cómo hacerlo de forma eficaz y rápida.

En las próximas líneas quiero explicar cómo limpiar tus juguetes sexuales, para que se convierta en un gesto automático a realizar después de cada uso.

¿Cómo se limpian los juguetes sexuales?


No es un proceso complicado, pero hay que hacerlo. Y, por desgracia, no basta con enjuagarlos.
En primer lugar hay que entender de qué tipo de juguete sexual se trata, cada uno tiene su forma específica de limpiarlo.

Antes de continuar, una rápida recomendación.
Recuerde: siempre que un juguete sexual se utilice analmente o cuando se comparta con otras personas/parejas, DEBE ser esterilizado. No seas un guarro, ya que las bacterias y las infecciones no son ninguna broma. Si realmente no tienes forma de hacer una limpieza a fondo, utiliza un preservativo.

Así que aquí tienes 3 consejos para limpiar los juguetes sexuales:

1. El material


Es importante entender de qué material está hecho tu juguete, al igual que cuando limpias tu casa, hay una forma diferente de limpiar los distintos materiales.
Para asegurarte del material, revisa la caja, siempre está indicado, pero si por alguna razón ya no lo tienes, sólo recuerda la marca y búscala en internet, ahí encontrarás de todo.

Los juguetes sexuales se dividen en porosos y no porosos. Los materiales porosos son más complicados, debido a la característica del material de retener partículas se necesita un cuidado especial en la limpieza. Esta categoría incluye materiales como la gelatina o el PVC.

Entre los materiales no porosos se encuentra la silicona, que puede moldearse en muchas formas, colores y texturas, pero también el plástico ABS rígido. Incluso el acero inoxidable, la cerámica y el vidrio, si se procesan con habilidad, pueden convertirse en tentadores objetos de placer.

Sí, has leído bien, vidrio. Uno de los materiales más fáciles de limpiar -incluso va al lavavajillas- y ¡qué estilo!
Echa un vistazo a esto: Glass dildo


2. Cómo limpiarlos


Hay varias formas de limpiar los juguetes, aunque siempre es mejor utilizar productos específicos.
Lavarlos a fondo con agua tibia y jabón es una forma básica, pero suficientemente efectiva, de limpiarlos. Lo único que hay que cuidar es que el jabón sea de poca cantidad y, sobre todo, sin aromas ni olores, para evitar que se irriten las zonas íntimas una vez que entren en contacto con él.

Además, hay que tener cuidado si es un juguete con o sin motor, de hecho, si es electrónico, nunca debe sumergirse completamente en el agua para evitar que se rompa. En este caso, compre productos específicos para limpiarlos.

Independientemente del motor o no, si lo que se busca es una limpieza más eficaz -y más rápida-, hay muchos sprays, detergentes y toallitas en el mercado. Personalmente, llevo años utilizando este increíble spray Cleaning spray y siempre me lo he pasado muy bien.

Se trata de un spray antibacteriano y, gracias a sus ingredientes antimicrobianos, se ha demostrado que mata el 99,9% de los gérmenes, mientras que la adición de sales de zinc reduce cualquier posibilidad de irritación.

3. Cuándo lavarlos y cómo guardarlos


Los juguetes deben lavarse siempre antes y después de su uso. Con productos específicos se tarda muy poco tiempo y así podemos disfrutar plenamente de la experiencia, con la certeza de estar en total seguridad.

Después de usarlos, los juguetes deben guardarse en un lugar separado. No los dejes en el cajón con el resto de cosas, en contacto con la ropa u otros objetos se ensuciarían de nuevo y no tendría sentido limpiarlos a fondo.

Por eso, intenta ponerlos en su envase original, o si ya no tienes uno puedes utilizar bolsitas de seda o envases rígidos herméticos.

Por mucho que cuidemos nuestros juguetes sexuales, después de unos cuantos usos se volverán pegajosos y con menos rendimiento. Por suerte, hay productos que pueden hacer que vuelvan a parecer como nuevos. Prueba este polvo sin perfume Clean powder, ha sido diseñado para dar a sus juguetes esa sensación de "como nuevos" que nunca se vuelve pegajosa o aceitosa entre usos. Después de lavar y secar su prenda íntima, simplemente aplique una fina capa.


Jugar de forma segura con tus juguetes sexuales es lo que nos gusta, sin tener que preocuparnos por las enfermedades y las bacterias.
Como puedes ver, la limpieza no requiere mucho tiempo ni habilidad, por lo que es importante hacerla regularmente.

Y si después de este artículo te apetece probar algo nuevo, te recomiendo desapasionadamente este vibrador único y elegante: Glass vibrator

¡Bueno, que lo disfruten!
OK

Usamos cookies para optimizar la funcionalidad del sitio y brindarle la mejor experiencia posible. Conozca más

Acceso
Acceso
Se olvidó su contraseña